jueves, 6 de octubre de 2011

Entre polvo blanco







La palabra persona  significaba en latín "máscara de actor". La cara de este hombre parece recordárnoslo. Es una "máscara" trabajada con dureza a lo largo de años. Hecha de materiales diversos y de diferente textura. Los ojos asoman cautelosos y densos de vida. 
Fugazmente, como en un descuido, se insinúa una sonrisa que se cierra, concentrándose  de nuevo todo él en la mirada, esta vez alerta. La ciudad-selva no es un lugar seguro. Quizá en su refugio, si lo tiene,  sea otra su "máscara", sea otra su mirada, sea otra persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada